GUILLERMO MORENO: EL CUCO QUE SE HIZO MEME

Guillermo Moreno está haciendo el camino inverso al de Javier Milei. El Presidente llegó a la política luego de ganar popularidad en los programas de televisión y sobre todo en las redes sociales. A sus 68 años, Moreno lleva en sus espaldas toda una vida dedicada a la militancia política y en las últimas épocas se aggiornó y comenzó a dedicarle mucho más tiempo construir popularidad en TV y redes.

Durante sus años como funcionario público, a cargo de la Secretaría de Comercio, Moreno desarrolló una imagen de hombre duro, implacable, enemistado con el Grupo Clarín y con mala imagen en la sociedad. Hoy, por el contrario, es el ídolo de jóvenes y adultos por sus apariciones en C5N, Crónica TV y también en su programa propio en Canal Extra, que provoca videos virales en las redes.

Un ejemplo

Hace dos semanas, tuvo un cruce en vivo con la diputada del FIT Myriam Bregman en el que discutían sobre los aportes jubilatorios. Bregman contaba que su abuela era lavandera, que su madre había comenzado a trabajar a los 9 años y que no tenían aportes, a pesar de los esfuerzos de toda una vida. En ese momento Moreno recogió el guante y dijo que Myriam era “el ejemplo de la Argentina peronista”, porque su familia pasó de una lavandera a una señora que cuidaba chicos y hoy hay una abogada que además es diputada. En ese momento, la diputada soltó una sonrisa por la ocurrencia de Moreno, pero de inmediato retomó la discusión.

Otro momento viral, pero un poco más chabacano, es una compilación de videos en el que llama “diputado tetas” al economista Martín Tetaz. A este fenómeno se le agrega que el propio Moreno alimenta su presencia en los espacios con audiencias millennials y centennials. Va a los canales de streaming que tienen programaciones en las que se discute sobre política como Blender, Neura, Gelatina, Laca y también a las transmisiones de influencers libertarios como Fran Fijap o Mariano Pérez de Break Point. Todos los invitan para discutir y obtener de Moreno alguna declaración rimbombante o “viralizable”. El ex secretario de Comercio entiende esto y le dedica tiempo para aumentar su popularidad e imagen positiva.

Marketing

Un eslogan de su campaña es un dibujo de pocos trazos con un par de ojos, cejas anchas, una nariz y un bigote con la leyenda “Moreno tiene razón”. El dirigente peronista hizo un acto de campaña en el estadio de básquet del club Ferro, que estuvo colmado de seguidores y también de representantes de sindicatos como la Uocra, camioneros y diferentes agrupaciones justicialistas. El aparato siempre acompaña. 

En diálogo con NOTICIAS, Moreno destaca que no esperaba esta repercusión, Jura que notrabaja de manera orgánica con un equipo para generar contenidos ni mucho menos para medir su impacto. “Por ahí algún compañero me escribe y me dice: ‘Este video que subí anduvo muy bien, tuvo equis cantidad de reproducciones’, solo eso”. También dice que los golpes de efecto y las frases virales de su discurso no son algo buscado. “Es todo espontáneo”, resalta. Y agrega: “En Argentina se volvió a discutir doctrina y eso es muy bueno, porque la gente puede tener bien clara la oferta electoral. Frente a un anarcocapitalista como Milei, la contraposición es un peronista. Los trotskistas tienen poco espacio en Argentina y a los liberales y los conservadores los está absorbiendo Milei, por lo que la única propuesta competitiva contra él va a surgir desde el peronismo”. Esta idea también la repitió cuando se produjo la marcha de los estudiantes por los recortes al presupuesto universitario. “Cuando se junta el movimiento estudiantil con el movimiento obrero, empieza la revolución peronista”, lanzó y provocó otro video viral.

Camino

De cara al futuro, el problema que tiene por delante Moreno no está en una hipotética candidatura contra Milei, sino en ganarse un lugar de expectativa dentro del peronismo, donde sus competidores son nada menos que Cristina Kirchner, Axel Kicillof, Sergio Massa y Juan Grabois. 

Pablo Fernandez Rojas, youtuber de la Villa 1-11-14, habló con el periodista Gabriel Sued en Futurock y contó que “en la Villa te dicen: ‘yo voté a Milei pero hoy escucho a Moreno’”. Este fenómeno es algo a lo que el dirigente justicialista le presta atención e intenta aumentar su presencia en esos sectores sociales. No es casual que sus mayores apariciones sean en el canal Crónica TV, que tiene mayor penetración en los sectores medios y bajos.

Luego de haber pasado por una etapa de imagen negativa alta, de haberse quedado con el mote del funcionario más polémico del kirchnerismo, del mito de que atendía empresarios con una pistola sobre la mesa –algo que él siempre niega–, ahora Moreno se convirtió en un personaje simpático que carga con algunas verdades y va por la vida repitiéndolas. Esa espontaneidad le dio, a sus 68 años, una nueva oportunidad para seguir en política. Hoy es el referente de un sector que lo sigue y le celebra sus ocurrencias. Pasó de dar miedo a hacer reír. 

El raid viral

El fenómeno viral de Guillermo Moreno comenzó a gestarse en la campaña presidencial del año pasado, pero no fue suficiente porque ni siquiera superó las PASO. Aunque, con el correr de los meses del gobierno de Milei, la viralización fue exponencial. Sus videos y sus reacciones espontáneas generan contenido, en especial memes. Por ejemplo, los militantes peronistas replicaron el conocido meme del rapero Drake con una campera naranja y una remera azul que en una imagen está rechazando algo y en la otra está señalando otra cosa y sonriendo. En el caso de la imagen que rechaza pusieron una foto de Mauricio Macri con la leyenda “vuelve el bigote”, y abajo, en la imagen que señala y sonríe, pusieron a Moreno con la leyenda “vuelve Guillote”. Otra imagen es una simulación de la “batiseñal” que le envían a Batman cuando lo necesitan. Pero en el caso del meme, es un dibujo de la cara de Moreno. Todo para consumo de redes sociales.

2024-06-20T15:26:29Z dg43tfdfdgfd